La polícia búscaba un teléfono celular que había sido robado en la capital tucumana.


Durante la mañana, efectivos policiales a cargo de los jefes Jorge Dib y Daniel Robles concretaron dos medidas de allanamiento en la calle Alsina al 2600 y descubrieron un arsenal de armas, cuando buscaban un telefono celular que habia sido robado.

La medida fue tomada tras la denuncia de una mujer que salía de su vivienda en calle Vicente Gallo al 200 en su vehículo, cuando fue sorprendida por un hombre que se movilizaba en una motocicleta y que la amenazó con un arma de fuego. El malviviente logro robar el bolso que contenía su teléfono celular y tarjetas de créditos y débito a nombre de la victima de 41 años.

“A partir de las primeras averiguaciones y algunos datos aportados por la víctima, se logró rastrear la última ubicación registrada por el dispositivo y se solicitaron las medidas judiciales correspondientes para ir en busca del móvil y el resto de los elementos robados”, explico el Subcomisario, Nicolás Toledo.

En la primera vivienda, detuvieron a un joven de 18 años, ya que, la victima había descripto al malvivimente como es fisicamente, y se trato del menor que circulaba en el rodado. En la otra vivienda descubrieron un arsenal de armas y municiones. En total, secuestraron dos armas de fuego tipo pistola calibre 9 mm y calibre 40 mm, una escopeta calibre 12, 40 cartuchos calibre 11.25, 43 cartuchos calibre 40, 28 cartuchos de escopeta calibre 12 y nueve cartuchos calibre 38.

El joven fue puesto a disposición de la Justicia tras ser el principal sospechoso de haber robado los materiales de la señora.




Comentarios