Según los familiares del detenido, tiene trastornos mentales los cuales lo tornan agresivo. El menor está fuera de peligro.


El la localidad de Burruyacú, un policía retirado de 68 años fue aprehendido por que le habría disparado a un niño de 11 años. El menor está estable y fuera de peligro, y el arma fue secuestrada.

El pequeño circulaba de acompañante en una motocicleta conducida por su hermano de 13 años. Según las primeras averiguaciones de la policía, un vecino de 68 años que vive solo en una vivienda ubicada a aproximadamente dos cuadras del domicilio de los menores, se molestó con el ruido que hacían.

Tras pedirles a los niños que se fueran y no obtener respuesta, el hombre habría salido de su casa con un arma de fuego y comenzó a hacer disparos, de los cuales uno impactó en el área abdominal del más pequeño de los hermanos.

Arma con la cual el policía retirado hirió al menor de 11 años en Burruyacú.

Inmediatamente vecinos advirtieron lo que había ocurrido, dieron aviso al padre de los menores y este se presentó en la comisaría local, desde donde se solicitó una ambulancia y se iniciaron todos los protocolos necesarios para esclarecer lo ocurrido, dando intervención a Criminalística y Laboratorio.

“Al llegar al lugar, el personal policial constató que el hombre señalado como autor del disparo se encontraba en la vereda de su domicilio con un arma de fuego tipo pistola 9mm marca Bersa, por lo que se procedió inmediatamente a su aprehensión”, detalló el Jefe de la Unidad Regional Capital José Carlos Valdez.

Según familiares del aprehendido, el hombre sufre de trastornos neurológicos que lo tornan violento, por lo que peritos del Poder Judicial se encargarán de realizar las pericias y estudios necesarios para determinar su estado de salud.

Se puso en conocimiento a la Fiscalía Criminal de Turno, desde donde se dispuso que el imputado continúe aprehendido y sea alojado en la Comisaría de Burruyacú.

Tras el hecho, el niño de 11 años fue llevado al hospital local, donde determinaron que presentaba una herida de arma de fuego en la zona abdominal con orificio de entrada y salida, y estaba estable, por lo que decidieron trasladarlo al Hospital del Niño Jesús. Horas más tarde confirmaron que fue intervenido quirúrgicamente y ya se encuentra fuera de peligro.




Comentarios