Tanto empresarios como gremialistas reconocieron los telegramas de despidos.


Las cesantías de 150 chóferes de colectivos en la provincia, entre el jueves y el viernes último, está planteando un inminente conflicto en el sector del transporte.

La información de los despidos se reconoció tanto en medios empresarios como gremiales y no se descartan medidas de fuerzas por parte de los trabajadores. Ya se había conocido que AETAT está disminuyendo los servicios fuera de los horarios pico para ahorrar combustibles por la crisis en el sector.

Además en los últimos días difundieron una presentación de FATAP (Federación Argentina de Transportadores por Automotor de pasajeros) ante el presidente de la Nación, Mauricio Macri, en la que solicitaron una serie de medidas “para cooperar en búsqueda de soluciones”.

Destacaban que “ya no se trata solamente de pedir ingresos para compensar los desproporcionados aumentos en los costos corrientes, sino que es para nosotros fundamental combatir ese incremento desmedido, devenidos en su mayoría tras la implementación de varias medidas económicas de alcance nacional”.

Continúan diciendo que esas medidas “a la luz de los hechos han resultado muy dañinas para la actividad, socavando los cimientos de este sector productivo que posee todos sus ingresos regulados, y que, lamentablemente, desde hace mucho tiempo también están condicionados a voluntades diversas, mezclado todo en un complejo clima político de futuro sombrío”.

También dice la central empresarial del trnsporte que “las provincias en su mayoría están experimentando un delicado y crítico momento social, económico y financiero, por lo que limitan, dilatan y/o restringen las asistencias necesarias para el sostenimiento del transporte público, sometiendo a las empresas a la toma de severísimos endeudamientos de imposible cumplimiento”.

Fatap.

Fatap.

Fatap.




Comentarios