El hecho ocurrió en Yerba Buena.


En medio de una persecución, efectivos de la Dirección de Investigaciones de Yerba Buena secuestraron una escopeta y una pistola que habían arrojado en la calle dos sujetos que circulaban en motocicleta por calle San Juan 2.400.

Tras varias cuadras de persecución, el rodado detuvo su marcha. Uno de los sujetos, que sería un conocido delincuente, descendió y emprendió la fuga a pie hacia un descampado. Atravesó un alambrado arrojando una bolsa de papel al suelo. Al revisarla, los efectivos hallaron una escopeta y una pistola calibre 11,25.

Las armas de fuego secuestradas habían sido sustraídas en un robo ocurrido el 29 de julio pasado, que es investigado por la Dirección de Investigaciones de Yerba Buena, a cargo del comisario Sergio Suárez. En la causa interviene la Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos de la III Nominación.




Comentarios