Personal de la Comisaría y la Patrulla Motorizada de Aguilares concretó el secuestro de dos motocicletas, un arma y una trompeta, y aprehendió a dos adolescentes que habían cometido varios robos.


Efectivos de la Comisaría de Aguilares realizaban recorridos preventivos con el apoyo total de la Patrulla Motorizada, cuando en la intersección de la avenida Neuquén y calle Formosa, visualizaron a dos jóvenes que se encontraban en la vereda de una casa en actitud sospechosa.

Al percatarse de la presencia policial, los hombres arrojaron al interior de un domicilio un objeto y emprendieron la huida corriendo. El dueño de la vivienda alertó inmediatamente a los policías de que se trataba de un arma de fuego, por lo que los efectivos persiguieron a los adolescentes hasta aprehenderlos.

Se trataba de dos jóvenes de 18 y 17 años, que fueron alojados en la dependencia policial. Horas después, se presentó en el lugar la madre de uno de los jóvenes e hizo entrega voluntaria de elementos que habían sido robados en diferentes hechos delictivos.

Foto: MPF

Secuestramos el arma que los sujetos tenían en su poder, y la mujer entregó dos motocicletas sobre las cuales pesaba una orden de secuestro por ser robadas en asaltos a mano armada. Además, entregó una trompeta que había sido robada el día anterior en un violento asalto”, informó el jefe de la Unidad Regional Sur, Marcelo Ibáñez.

Se informó de todo lo ocurrido a la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Contra la Propiedad del Centro Judicial de Concepción en la persona de Enrique Rojas, quien dispuso que se proceda al secuestro del arma y las motocicletas y se dé intervención al Juez de Niñas, Niños y Adolescentes del mismo foro judicial, que ordenó que el menor sea entregado a sus padres.





Comentarios