El pequeño compartió una tarde con Lunciano Pons en el complejo del "Santo".


Luego de la situación de bullying que sufrió Santi, un pequeño hincha de San martín y de River en el jardín de infantes al que asiste, por parte de su maestra a partir de la eliminación del conjunto de la rivera a manos de Atlético Tucumán, hubo una viralización del hecho que tuvo el repudio inmediato.

San Martín de Tucumán se hizo eco de la situación y luego del comunicado de prensa que envió, donde rechazaba la situación que tuvo que atravesar el pequeño, invitó a Santiago y a su familia a pasar una tarde en el complejo Natalio Mirkin y las sorpresas no se hicieron esperar.

Santi conoció y jugó al fútbol con su ídolo Luciano Pons, recibió la indumentaria completa del “Santo”, fue becado para entrenar y aprender en la Escuelita de Fútbol Infantil del club y por convertirle más de tres goles al delantero de San Martín, se llevó la pelota a casa.

Con relación a la docente, se supo que fue apartada de su cargo y que se le realizaría un sumario por la situación que además fue filmada por ella.






Comentarios