Familiares del joven fallecido, atacaron con piedras al hospital local. El conductor se dio a la fuga, pero rápidamente lograron atraparlo. Ocurrió en San Pablo.


En la localidad de San Pablo, el conductor de un automóvil marca Ford Ka, atropello y mató a un motociclista, y terminó fugándose. Sin embargo, efectivos de la Unidad Regional Oeste lograron atraparlo en su propia casa, en la zona de Lules.

El accidente ocurrió alrededor de las 00:30 del lunes, en la calle San Martín primera cuadra, al frente del portón de ingreso al Club de San Pablo. Ambos vehículos circulaban por esa arteria en sentido contrario y por causas que se tratan de establecer impactaron de frente violentamente.

Luego del choque, la víctima, identificada como Patricio Gustavo Moyano, de 23 años, fue trasladada sin vida al Hospital de San Pablo. Esta tragedia generó una reacción violenta por parte de los familiares del joven fallecido, quienes atacaron con piedras al hospital local, rompiendo una ventana y una puerta, ubicado a pocos metros del lugar donde ocurrió el siniestro.

Para evitar mayores incidentes en el lugar, se dispuso un fuerte operativo policial, aunque uno de los agentes de la comisaría de El Manantial, presente en el hospital, sufrió una fractura de mandíbula tras recibir el impacto de una de las piedras arrojadas por los manifestantes.

“La gente estaba alterada por la muerte del muchacho, pero la manifestación no pasó a mayores. Rápidamente, con los indicios y averiguaciones que teníamos, los efectivos de la Comisaría de San Pablo y Patrulla Motorizada fueron en busca del conductor del auto y lograron aprehenderlo en su propia casa”, confirmó el jefe de la Unidad Regional Oeste, Carlos Castro.

Según los primeros testimonios, el conductor del auto, de 39 años, dijo haberse fugado luego de que su acompañante fuera agredido por allegados a la víctima en el lugar del accidente. Ambos permanecen alojados en la comisaría de San Pablo a disposición de Fiscalía Especializada en Homicidios.






Comentarios