En primera persona, el profesor del Centro de Arte y Oficio de Tolhuin Juan Carlos Ritter cuenta todo lo que tuvo que atravesar para llegar a cumplir su sueño.


Juan Carlos Ritter actualmente es profesor del Centro de Arte y Oficio de la ciudad de Tolhuin, compartió su historia de vida con Vía Tolhuin, para que puedan conocer que “si se puede” a pesar de cualquier obstáculo que pueda aparecer en la vida.

Juan Carlos Ritter en la carpintería

Comencé a trabajar en una fábrica en Misiones, luego de unos años el dueño,nos ofreció la carpintería, se la alquilamos y no tuvimos suerte, con la crisis del 2001 nos fue muy mal, no podíamos retirar el dinero del banco y las deudas crecían, el corralito nos estaba ahogando… por suerte terminamos pagando la deuda con trabajos de la misma carpintería.

Juan Carlos continuó diciendo: “después mi hermano me consiguió trabajo en Río Grande, como encargado de una carpintería, pero antes de salir de misiones, me avisa que los dueños de la carpintería, se pelearon y la empresa cerró, pero me vine igual a probar suerte. Estando en Río Grande, me comunique con una prima en Tolhuin, vine a visitarla y me quede trabajando para un aserradero como carpintero”.

tolhuin

“Con el tiempo compre un terreno y me dieron la madera para hacerme una carpintería, logre el sueño, ya tenía mi carpintería, pero en un momento bajo mucho la producción de aberturas, a causa del ingreso del aluminio y plástico a la isla, no podíamos competir ya que la madera lleva un proceso de secado y esto encarece el producto”.

“Pase montos de necesidades, no teníamos gas, la calefacción era con leña, sufríamos mucho, me preguntaba que estoy haciendo acá, pero seguí igual, yo tengo un dicho para los momentos malos y me lo digo a mi mismo, ‘Mañana será otro día y el sol sale para todos‘”





Comentarios