La actual gobernadora manifestó que Gustavo Melella "va a contar administrativamente con copias certificadas de todo" y que realizarán copias propias, "para que después no digan que le dejamos un desastre" dijo Bertone.


La gobernadora Rosana Bertone brindó este jueves declaraciones en medios radiales sobre el proceso de transición en marcha a partir de la firma del decreto 1877/19 que plantea la voluntad de colaboración para realizar un esquema de trabajo ordenado.

Rosana Bertone

Es muy importante que el gobernador electo quiera saber cómo viene la obra pública o los números de la provincia. Tenemos las puertas de la Casa de Gobierno abiertas. Ellos hicieron un sinnúmero de promesas, sería muy bueno que conozcan la realidad de la provincia. Nos cuesta juntar la plata para pagar los sueldos y nos cuesta mucho. Se han hecho una serie de promesas electorales importantes por parte del gobernador electo Melella, y yo creo que es muy razonable lo que ha dicho en estos días, que quiere conocer y va a tener todo nuestro apoyo, va a contar administrativamente con copias certificadas de todo. También haremos copias para nosotros, para que después no digan que le dejamos un desastre” dijo Bertone.

Gustavo Melella

En relación a sus cuatro años en el gobierno provincial, reconoció que “tuvimos errores, lo admito. Pero hemos sido un gobierno que trabajó de una manera incansable y a destajo. Después de 6 meses que no podíamos entrar a Casa de Gobierno, que es mucho tiempo, hicimos todo lo posible por recuperar ese tiempo perdido; hicimos obra pública e infraestructura como nunca en esta provincia. La hicimos de manera transparente. Soy una gobernadora que cobra 90 mil pesos en comparación con los municipios, como por ejemplo Río Grande, que ganan el doble. Hicimos un esfuerzo personal y humano, vivo en mi casa, duermo en una cama de una plaza. Siempre en mi vida he sido austera. Hemos cuidado los recursos de la provincia de manera que pocos han realizado. Y entonces, desde ese lugar, a mí, aunque haya perdido, me da orgullo por cómo se ha manejado la situación de la provincia”.

Rosana Bertone y Gustavo Melella

La gobernadora señaló también que “nos parece muy bien que él (por Melella) quiera conocer, le va a permitir no equivocarse, no cometer errores o seguir prometiendo cosas que no se pueden cumplir. Cuando uno promete tanto, después no puede cumplir y no puede administrar la crisis política que es lo que hizo Macri, que prometió sacar el impuesto a las ganancias, sacarle impuesto a todo y nada pudo hacer. Cuando tomen conciencia de los números de la provincia, muchas de las promesas de campaña serán incumplibles, porque no hay manera de sacar recursos. El gobierno nacional no sólo no te da, sino que además debe 519 millones de certificados emitidos, 2000 millones de obras que no admiten para hacer viviendas y 1000 millones del Fideicomiso Austral. Nos deben a todas las provincias, hay una crisis profunda y hay que conocerla. Prefiero decir la verdad y perder, ya me ha pasado en el 2011. Luego, cuando la gente toma más conciencia de la realidad, creo que nos dió una oportunidad”.

Rosana Bertone

Por último, Bertone se refirió a los empleados públicos y la situación salarial advirtiendo que “el que no está sentado, el que no está peleando para ver cómo se pagan los sueldos, no lo sabe. Con respecto a los aumentos a los trabajadores públicos, no es porque soy una mala persona que no quiere hacerlo. Muy lejos de eso. Valoro todo lo que los trabajadores estatales me ayudaron, porque siento que en todas las áreas con más dificultad o menos, me han ayudado muchísimo. Pero si no le dimos más aumentos es porque los recursos no estaban, ni están, ni van a estar, a pesar que de que hicimos mucho para generar más recursos con la ayuda de la Legislatura que muchas veces votó por unanimidad. Los recursos son escasos y hay que administrarlos bien y ser justos”.





Comentarios