El ministro de Desarrollo Social se refirió al caso de la mujer que puso a la venta su vivienda por redes sociales.


En los últimos días, uno de los casos que salió a la luz tuvo que ver con que la policía de la provincia frustró la venta de manera ilegal de una vivienda social adjudicada por el Gobierno de la provincia. 

La mujer ofrecía la casa por redes sociales y allí se comenzó la investigación, que terminó con el impedimento de comercialización. El ministro de Desarrollo Social, Hugo Niccolai, habló sobre las pautas para los adjudicatarios de inmuebles del IPVU y de Viviendas Sociales.

“El Gobierno le entrega las casas y estas son imposibles de vender, alquilar, o ceder en préstamo por ningún tipo, son para habitarlas las familias que son beneficiarias. Estos casos no son muchos, pero molestan, duelen, hacen ver gente que utiliza el provecho propio con fin totalmente extraño al buscado por el programa”, manifestó el funcionario.

“Las viviendas que el Gobierno entrega, ya sea las que se pagan una cuota que se adjudica a través del IPVU, o las gratuitas por el programa Viviendas Sociales o inclusive las que el IPVU entrega a personas en situaciones de vulnerabilidad, viviendas que ya están construidas y se entrega a personas en situación de calle”, agregó.

Por último, se refirió puntualmente al caso detectado.“En el caso que nos ocupa, ha sido una vivienda entregada por el IPVU, no ha pasado por nuestro ministerio, no se trata del programa Viviendas Sociales, aunque hemos tenido casos de este tipo de viviendas que han sido adjudicadas y luego puestas en venta inclusive por los medios de comunicación. Las hemos detectado por las redes sociales y denuncias de vecinos; por supuesto que se han promovido las medidas judiciales necesarias”, culminó Niccolai en declaraciones a Diario Panorama.






Comentarios