"Vamos a ser muy rigurosos con este tema porque entendemos que está de por medio la salud de los niños", dijo Ruben Verón, director de dicha dependencia.


La primera semana del ciclo lectivo 2019 fue un tanto movida, sobre todo para el personal de Calidad de Vida de la Municipalidad de la Capital que se encuentra realizando estrictos controles en los quioscos de las instituciones, debido a las múltiples denuncias de los padres respecto a que sus hijos recibieron productos vencidos.

Rubén Verón, director de dicha dependencia municipal, se refirió a estos casos. “Se detectaron anomalías que pueden ser consideradas mínimas, pero que atentan contra la salud de nuestros niños”, afirmó.

“Vamos a ser muy rigurosos con este tema porque entendemos que está de por medio la salud de los niños. Pedimos a los encargados de los quioscos que controlen su mercadería, porque de lo contrario nos obligan a secuestrarles los productos, ocasionándoles una pérdida económica, cuando saben que sus proveedores les reconocen esa mercadería vencida y se las cambian. Nosotros actuaremos sin consideración porque lo que nos preocupa y ocupa son los niños”, continuó.

Cabe destacar que en los controles secuestraron gaseosas, y semillas de girasol vencidas, entre otras cosas. “Esta semana realizamos el operativo en varios colegios. En uno de ellos, que se encuentra en el centro de la Capital, secuestramos bebidas gaseosas que estaban exhibidas para la venta. En tanto que en el otro, que se encuentra en la zona sur de la ciudad, detectamos semillitas vencidas”, finalizó en declaraciones a El Liberal.






Comentarios