El presidente de la Cámara de Comercio e Industria reveló que hay desazón por el presente del rubro.


Uno de los sectores más afectados por la crisis es el comercio, que a la caida de consumo por la mala situación económica le tuvo que agregar la dificultad de mantener los locales por los tarifazos en los servicios.

Miguel Siufi, presidente de la Cámara de Comercio e Industria, se refirió a la situación. “En la institución esto se vive con desazón, pero debemos pasar de la preocupación a la ocupación y pensar cómo lo resolvemos”, afirmó.

“Cuando uno ve que no puede aumentar las ventas porque no hay plata en el mercado lo que buscamos es bajar los costos y los gastos y ahí es donde encontramos que el costo más significativo no solamente es el alquiler y los servicios y a estos últimos no podemos modificarlos”, añadió.

Respecto al presente de los empleados de comercio, expresó: “Los empleados tienen sueldos a nivel nacional que no lo tienen en todos los rubros, hay otros que tienen sueldos por regiones. En el último año, el aumento para los empleados fue del 40% y hay cada vez más dificultades para afrontar esos costos, eso hace que a veces se tenga que abrir los feriados que otras veces no se abría porque no se pueden perder ventas”.

“Es angustiante, porque por más acciones que uno tome o haga, si hay una pérdida de salario hay menos dinero en el mercado. Hay provincias que están mucho peor que Santiago del Estero, en los últimos seis meses la provincia sigue con un presupuesto ordenado y previsible. Hoy hay un cambio de hábitos en los negocios de grandes superficies, porque ellos son los primeros en modificar los precios. Cosa que no pasa con el comerciante de barrio que de pronto es comerciante y a su vez es consumidor. Creo que tiene otro tipo de consideración, a tal punto que hay comercios con formatos más chicos y ventas por proximidad”, cerró en declaraciones a Nuevo Diario Web.






Comentarios