El accidente se produjo a la altura del kilómetro 578 y extrañamente ninguno se dejó revisar y se retiraron del lugar.


Una de las preocupaciones que hay a nivel país y de la que no escapa Santiago tiene que ver con la cantidad de siniestros viales que se producen y en esta oportunidad, se trató de dos policías que volcaron, salieron ilesos, pero extrañamente no quisieron ser revisados por médicos y se fueron del lugar, impidiendo que se hagan las pericias correspondientes.

El accidente tuvo lugar en el kilómetro 578 de la Ruta Nacional 34, a dónde llegaron efectivos de la Seccional 19, que cuando arribaron al lugar, vieron un automóvil volcado, a unos 15 metros del camino.

De inmediato se acercaron y se toparon con los dos sujetos, de apellido Montenegro y Vera, que no quisieron brindar mayores detalles de cómo se produjo el vuelco y se retiraron rápidamente del lugar.

La fiscal que interviene en la causa, Florencia Garzón, al enterarse de lo ocurrido ordenó que se retenga la documentación, se secuestre el vehículo para hacer una inspección ocular, croquis ilustrativo y examen médico, informó El Liberal.






Comentarios