El fiscal municipal se mostró crítico con la firma correntina y ponderó el trabajo de los empresarios locales.


La partida de Ersa de la provincia, que se producirá a fines de esta semana, sigue dando que hablar en Santiago. Más allá de que dejó de operar las seis líneas que tenía, la firma correntina se presentó en Concurso de Acreedores, y el fiscal municipal Martín Ramos entregó su punto de vista.

“Estoy seguro que hay un mal manejo de ERSA que lo ha llevado a esto. La empresa alude a una situación de recesión de pagos, es decir, cuando los ingresos normales no te permiten afrontar las obligaciones corrientes. Pero el concurso es ajeno a la Municipalidad, no se nos ha informado”, comentó.

A continuación, criticó la actitud y el funcionamiento de la empresa durante estos años en la provincia. “ERSA se ha beneficiado durante años con los subsidios nacionales, ha crecido de la mano de los subsidios nacionales y ante la baja de ellos, han optado por la vía más fácil: Decir no puedo más y me voy”, afirmó.

“Siempre hemos destacado, desde la Municipalidad, a las empresas locales que en idénticas condiciones que ERSA nunca han cesado en la prestación del servicio. Siempre han podido cumplir con sus empleados y con los usuarios. Si la situación de ERSA fuera real, todos deberían presentarse en concurso de acreedores”, continuó.

Ramos insistió sobre las deficiencias e irresponsabilidades de la firma correntina. “Luego de la prohibición del servicio de ERSA, inmediatamente se pusieron a trabajar en los coches, nuestro objetivo es regularizar el servicio y no volver a la situación en la que nos había sumido ERSA, en un servicio impresentable. Más que un servicio era un sufrimiento para los usuarios. A eso apunta nuestra intendente, quien seleccionó a los nuevos permisionarios por sus antecedentes y su capacidad”, concluyó su diálogo con Nuevo Diario Web.






Comentarios