El menor se encuentra internado en el el Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi), ya que sufrió asfixia por inmersión.


El Río Dulce sigue siendo el escenario de momentos de tensión y mucho dramatismo debido a la imprudencia de la gente, que a pesar que está prohibido meterse al cauce de este río, de todas maneras ingresa. Esto ocurrió el domingo, cuando un menor de 10 años fue rescatado, cuando se estaba ahogando.

El chico se encuentra con pronóstico reservado y está en grave estado, luego de ser sacado del agua por integrantes del Grupo Especial de Rescate (GER), en la zona de la costanera norte. 

Por lo que se pudo averiguar, el niño es oriundo de la ciudad de Añatuya y debido a las altas temperaturas que se registraron en la provincia, decidió refresacarse en el río, pero tras ingresar en el cauce, no pudo salir.

Los rescatistas sacaron al menor, que luego fue traslado de urgencia hacia el Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi), dónde lo atendieron y lo dejaron internado, ya que había sufrido asfixia por inmersión, según indicó Nuevo Diario Web.






Comentarios