El intendente de La Banda celebró el exito del festival, a pesar de las complicaciones que tuvo que sortear.


La edición número 28 del Festival de la Salamanca llegó a su fín y si bien fue algo accidentada por las inclemencias del tiempo que obligaron a cancelar la primera nopche y postergar las jornadas del viernes y sábado, los organizadores terminaron conformes. 

El que se refirió a esta fiesta provincial fue el intendente de la ciudad de La Banda, Pablo Mirolo, que hizo un balance. “Estoy muy emocionado por lo que ha sucediendo en el festival, quiero destacar el acompañamiento de la gente que a pesar de la lluvia durante el viernes y sábado, ha dicho presente en cada una de estas noches. La Salamanca es una fiesta del pueblo, le pertenece a la gente que son los verdaderos protagonistas, y ya se ha convertido en un patrimonio de toda la provincia”, sostuvo.

En la misma sintonía, se mostró el vice intendente, Roger Nediani. “Hay que destacar el trabajo tanto de la Comisión Organizadora, de los puesteros, del equipo de prensa y sobre todo de la predisposición de los artistas para reorganizar toda la grilla, por suerte estas noches han sido fabulosas. Creo que este festival ya es todo un éxito, que no solo depende de la grilla de músicos sino también de la participación de la gente”, manifestó.

Por último, Claudia Acuña, secretaria de Gobierno, expresó: “Ha sido una edición muy positiva, con un éxito rotundo, el acompañamiento de la gente ha demostrado que el festival es uno de los eventos más esperados y convocantes del Norte del país”, cerró en diálogo con El Liberal.






Comentarios