Además, el fiscal municipal no aseguró que los empleados de la firma correntina puedan mantener su puesto de trabajo.


Con la confirmación de Ersa que se retira de la provincia el 15 de febrero, la municipalidad capitalina trabaja a destajo para ver quién se hará cargo de las seis líneas que operaba la empresa correntina.

Martín Ramos, fiscal de la municipalidad, fue el que se refirió a esta situación. “Estamos abocados a los últimos pasos de esta transición para que antes del 15 el servicio ya esté otorgado a otra empresa. Estamos trabajando a destajo en todos los pasos administrativos para darle forma a este nuevo prestador”, afirmó.

“Las charlas están avanzadas y próximas a cerrarse las conversaciones para que se firme. La idea es que sean varias empresas. Hay oferentes locales que han asumido el compromiso empresarial que ha deshonrado la empresa Ersa”, agregó.

Para finalizar, Ramos dijo que no puede garantizar las fuentes de trabajo a los empleados que trabajaban en Ersa. “No garantizamos que los empleados de Ersa sean tomados por los nuevos prestadores. Es un tema que excede a la municipalidad. Esto debe aclararse, porque no es el rol del municipio. El tema del personal no se tocó con los nuevos empresarios porque no es de nuestra incumbencia. Nosotros controlamos el cumplimiento del servicio, no entramos en cuestiones internas de la empresa”, aclaró en declaraciones a Diario Panorama.






Comentarios