Un agente del Grupo Especial de Rescate (GER) de la Policía de la Provincia y de la Dirección de Defensa Civil, fue el que comunicó la noticia.


Las altas temperaturas que se registran en la provincia, hace que uno de los planes preferidos de las familias para sobreponerse a las altas temperaturas sea meterse al Río Dulce. Sin embargo, desde el Grupo Especial de Rescate (GER) de la Policía de la Provincia y de la Dirección de Defensa Civil, insisten en que el nivel de agua está por encima lo normal y por eso está prohibido bañarse o ir a pescar.

“Realmente es una lucha constante y debemos reforzar las medidas de control durante todo el día, porque no tienen en cuenta las recomendaciones y vienen igual al río y pasan a los lugares que están señalizados”, destacó un agente de la GER.

“La gente tiene que tener en cuenta que no puede permanecer en las zonas que están delimitadas como peligrosas. Pasan por debajo de las cintas y lo peor es que llevan a chicos muy cerca del agua, y en cualquier descuido pueden caer al agua. En la orilla, creen que es playo y no hay peligro, pero la corriente del agua es muy fuerte”, agregó.

A continuación, se refirió a los cambios que hay en el piso del río y el riesgo para los pescadores. “La arena es muy fina y la fuerza del agua hace que se generen pozos y remolinos en muchos lugares. Los pescadores quedan mucho tiempo parados y el agua va haciendo un pozo al lado de ellos sin que se den cuenta, y después no pueden hacer pie, por lo que corren serio riesgo de ahogarse. Tienen que buscar lugares seguros para pescar tranquilos”, cerró en declaraciones a El Liberal






Comentarios