Lo confirmó el secretario de Finanzas de UTA, José María Coronel. Los trabajadores reclaman una deuda salarial que mantiene la empresa desde diciembre.


Uno de los sectores más afectados por la situación económica que atraviesa el país es el transporte, y en ese sentido, la empresa ERSA atraviesa una mala actualidad y los choferes decidieron convocar un paro, que se hizo efectivo desde este lunes a partir de las 5 de la mañana.

La medida de fuerza realizada por los trabajadores continuará al menos hasta el mediodía del martes, según confirmó a El LiberalJosé María Coronel, secretario de Finanzas de UTA. El motivo del paro es un reclamo salarial, debido a que no se le abonó los $3.800 pesos que habían acordado como compensación y que debían recibir el pasado 22 de diciembre.

Los trabajadores no acataron la conciliación obligatoria

El Secretario de Trabajo de la provincia, Walter Assefh, había intimado a los trabajadores a restablecer el servicio mediante una conciliación obligatoria a la que los empleados no hicieron caso.

Este nuevo paro dejó a miles de usuarios afectados, que comenzaron la semana teniendo que buscar una alternativa para llegar a cumplir con sus obligaciones laborales.

De esta manera, hasta que se mantenga la medida de fuerza, las líneas 110, 112, 114, 116, 119 y 120 no saldrán a hacer sus recorridos por las calles de la provincia.






Comentarios