Luciana Fioretti había denunciado a Santiago Sosa por diferentes episodios de violencia. Los chats que revelan el calvario en que vivía.


Luciana Fioretti estaba viviendo un verdadero calvario. Hacía meses que su ex, Santiago Sosa, la amenazaba y la maltrataba. Finalmente, la noche del domingo le efectuó seis disparos en su casa del barrio San Fernando de La Banda. Luego se suicidó.

“No la dejaba en paz, y no aceptaba que ya no estaban juntos”, señalaron allegados a la joven, según informa Diario Panorama. En una oportunidad, Sosa le hackeó su cuenta de Facebook para saber con quién se escribía. La joven lo denunció, pero todo siguió igual.

Los chats de Luciana Fioretti y su prima (Foto: El Liberal)

El 29 de noviembre, Santiago apareció de sorpresa en su casa, y cuando ella le pidió que se fuera le contestó: “Ya me voy, ya me voy… solo vine a ver dónde te voy a pegar el tiro“. Todo quedó registrado en una conversación de Whastapp entre Luciana y su primo Gabriel.

“Este hecho se podría haber evitado, porque ella fue a hacer la denuncia y en un primer momento no le quisieron tomar. Tuvo que insistir para que le tomen la exposición”, dijo una de sus familiares.

La joven madre de dos niños continúa luchando en terapia intensiva del hospital bandeño.






Comentarios