Celeste Castillo fue asesinada por su pareja, el oficial Héctor Montenegro, el 1° de enero. Él agresor se quitó la vida. 


Celeste Anabel Castillo tenía 27 años y el pasado martes 1° de enero se convirtió en la primera víctima de femicidio del año. Su pareja, el oficial ayudante Héctor Rubén Montenegro, la golpeó y le pegó dos tiros tras una pelea por una escena de celos.

La mujer murió en el acto, y el agresor se suicidó de un disparo en la cabeza. Según describe el portal Nuevo Diario Web, la violencia en la pareja era un secreto a voces. “Les contaba a sus amigas que tenía problemas con él, pero a mí nunca me quería decir nada”, dijo Arminda del Valle Castillo, madre de la víctima, en diálogo con el mencionado medio.

“No sé si no lo hacía para no afligirme. Se alejaba de mí. El marido la había hecho alejar de sus amigas y le hacía problemas adonde iba, peleaba con ella adonde estaba”, agregó entre lágrimas.

Arminda del Valle Castillo, madre de la víctima de femicidio en Santiago del Estero (Foto: Nuevo Diario Web)

Arminda habló mientras su hija estaba siendo velada, y expresó su dolor y contó detalles de lo sucedido: “Me duele mucho todo lo que ha hecho. No puedo creer todo esto. Mi hija me había dicho de que él iba a trabajar ese día 31, pero sin embargo andaba de civil aquí. Estaba tomando, muy borracho. La llevó a la casa a mi hija, donde trabó la puerta y comenzó a pegarle. Con tanta saña hizo esto; él ya venía preparando todo esto”.

Según el relato de la mujer, el femicida “lo tenía planeado. Tenía el arma cargada, estaba borracho. Él tenía planeado matarla en cualquier momento. Si se iban a vivir en su otra casa o aquí, en cualquier lado hubiera sido el desastre, porque tenía planeado matarla”, remarcó.

“Últimamente se alejaba de nosotros. Él la alejó de todos de sus amigos. Dos veces había hecho lío en la casa de una amiga en La Banda. Hoy nos enteramos lo que estaba pasando. No entiendo si eran tan amigos de mi hija y la querían bien, por qué no hicieron algo. Por qué no la apoyaron y la dejaron solita. Sus amigos se alejaban cada día más”, finalizó Arminda.






Comentarios