El titular de Calidad de Vida municipal habló sobre los operativos que están realizando para erradicar esta problemática.


Las fiestas clandestinas vienen siendo un dolor de cabeza para los organismos de seguridad en la provincia, con el agravante que en muchas de ellas participan menores.

A esta problemática se refirió Rubén Verón, titular de Calidad de Vida municipal. “Tratamos de erradicar estas fiestas. El Municipio está atento a esta problemática. Los vecinos necesitan una respuesta ante los ruidos molestos que este tipo de fiestas provocan”, comentó.

“La zona sur de la ciudad Capital es la más afectada. Normalmente recorremos 50 barrios, pero las denuncias siempre vienen de los barrios Ejército Argentino, Almirante Brown y América del Sur. Siempre eligen barrios alejados del centro”, agregó.

Por último, Verón hizo mención a la situación en la Costanera dónde van muchas familias y jóvenes, que ponen música a todo voumen en sus autos. “El fin de semana que viene procederemos de la misma manera, de hecho vamos a incrementar aún más el número de agentes a los fines de sacar de circulación a los vehículos que producen este tipo de infracciones. Para ello hemos desarrollado un plan en conjunto con la Policía y la Dirección de Tránsito. La gente debe aprender a respetar a los vecinos”, finalizó en diálogo con Nuevo Diario Web






Comentarios