La final de la Copa Santiago disputada entre Güemes y Sportivo Fernández quedará en la historia por la implementación de la tecnología.


La Copa Santiago marcó un hito histórico, ya que por primera vez en una competencia argentina se utilizó la tecnología, para que el árbitro pueda apoyarse en ella para decidir o revertir algún fallo.

El partido de ida de la final entre Güemes y Sportivo Fernández, que quedó en manos de éstos últimos por 2 a 0, pasará a la historia como el primer duelo fuera del ámbito internacional en el que se usó el VAR en el país.

Aunque hubo menos cámaras que en el popular sistema implementado por la FIFA, el árbitro Fabián Cáceres podía ir a consultar ante cualquier jugada dudosa. El referee se podía comunicar con el director de cámaras a través de un unos auriculares y micrófonos que tenía apoyados en una pantalla situada al costado del terreno de juego. El cotejo fue televisado por streaming, informó Diario Panorama.




Comentarios