Fue tras una allanamiento en el que se secuestraron estupefacientes fraccionados y gran cantidad de dinero.


Personal de la Dirección de Drogas Peligrosas desbarató una banda que comercializaba drogas en un inmueble de calle Absalón Ibarra, en el barrio La Católica. El procedimiento fue llevado adelante tras un arduo trabajo de investigación.

Según lo informado, en la propiedad existen dos domicilios. En uno reside la familia Chazarreta, y en el otro funcionaba un Kiosco de venta de Golosinas.

La requisa de los efectivos policiales tuvo como resultado el secuestro de una balanza digital, varios recortes de droga fraccionada, seis celulares, un pendrive y 19.455 pesos en efectivo.

Luego del allanamiento, la Fiscal de Turno dispuso que todo elemento encontrado sea secuestrado con presencia de testigos y se proceda a la detención de los propietarios de la casa.




Comentarios