La mujer dijo que la encerró durante el fin de semana y la sometió a reiterados hechos de violencia de género.


El hecho ocurrió en el barrio Siglo XXI. La jubilada contó que fue alvajemente atacada por su concubino de 37 años. La mujer se presentó la noche del lunes en la Comisaría 5ª del Menor y la Mujer para revelar su calvario.

La víctima dijo que el acusado habría comenzado a insultarla y luego la agredió físicamente, propinándole un golpe de puño en el ojo izquierdo. Luego, la empujó contra una pared, provocando que cayera al piso. Cuando se fue de la casa, se llevó las llaves y la dejó encerrada. 

El agresor habría regresado en las primeras horas del sábado y comenzó a consumir bebidas alcohólicas. La denunciante dijo que durante la noche del sábado no la dejó dormir y la agredió. 

El domingo, el agresor comenzó a propinarle golpes de puño en la cabeza mientras trataba de asfixiarla, sin que ella pudiera salir del inmueble.

Ante un descuido del acusado, logró salir de la casa y se alejó varias cuadras hasta que pudo pedir ayuda a los vecinos, los cuales la trasladaron hasta la casa de sus nietos en el barrio Campo Contreras.

El hecho fue informado al fiscal de turno, Diego Cortés, el cual ordenó que la mujer sea examinada por el Cuerpo Médico Forense, se realice un informe socioambiental, la planilla de antecedentes del sujeto. También solicitó una orden de detención para el acusado.




Comentarios