La víctima fue atada a un árbol y "empalado". El nenito fue encontrado por un vecino. 


Un grupo de chicos ataron en un árbol a un menor de 9 años, le taparon la cara y lo violaron en venganza de un hombre que en noviembre de 2017 “empaló” a un pariente de uno de los menores agresores. 

El hecho ocurrió a principios de septiembre. El caso está a cargo de la fiscal Judith Díaz. De acuerdo con los datos aportados por la víctima, fue llevado engañado lejos de su casa, donde lo redujeron y lo ataron a un árbol.

El menos lloraba y pedía que la liberaran, pero el mayor de 12 años ordenó que lo mantuvieran atado. En ese momento, pasó un vecino, quien les gritó y forzó a la rápida huida.

El vecino lo encontró desmayado y lo llevó al Cepsi, previo aviso a la madre. El menor evoluciona bien y la Fiscalía investiga el ataque sexual.

Los abusadores al ser menores son inimputables. Sin embargo, la víctima relató que dos adultos presenciaron el abuso. Una de las personas mayores, sería la madre del menor de 12 años. 




Comentarios