En ese momento, la niña tenía 10 años y en la actualidad los hermanos de su amiga tienen 18 y 21.


Una aberrante historia tuvo lugar en el barrio Industrial cuando una adolescente de 14 años le reveló a su actual pareja que cuatros años atrás había sido abusada sexualmente por los hermanos de su amiga.

Por lo que se pudo averiguar, la joven había ido a jugar a la casa de la otra menor y allí se metieron los hermanos diciendo que ellos también querían jugar, la apartaron y allí la ultrajaron. Posteriormente, la amenazaron para que no cuente nada. 

La ahora adolescente soportó cuánto pudo, hasta que explotó. “Siempre le preguntaba a mi hija qué le pasaba, porque a veces la veía triste o rara. Le decía que si no me contaba lo que le ocurría no la podía ayudar, pero siempre me decía que no le pasaba nada”, comentó la madre, que apenas llegó de un viaje en el que estaba, fue a hacer la denuncia penal contra estos dos sujetos que ahora tienen 18 y 21 años. 

También la progenitora determinó que la adolescente vaya a vivir a casa de su abuela, para salir del barrio y no tener que ver más a sus agresores. “No podemos vivir así, separados. Mi hijo menor siempre está preguntando por ella y llora. Si alguien me da una casa, me voy de aquí”, afirmó la mujer en diálogo con Nuevo Diario Web.

Ahora la Justicia deberá actuar de acuerdo a lo expuesto en la denuncia y a los exámenes a los que fue sometida la joven por el médico forense.






Comentarios