El joven, que estaba drogado y alcoholizado, ahora se encuentra aprehendido en una sede policial.


El temor de una madre ante un hecho de violencia, derivó en que la misma llame a la Policía y denuncie a su hijo, que en estado de ebriedad y drogado, estaba destrozando la vivienda.

El violento episodio tuvo lugar en el barrio capitalino llamado Autonomía. Ante el pedido de emergencia efectuado por la mujer, los efectivos acudieron rápidamente al hogar y pudieron confirmar lo que estaba sucediendo. 

Con mucho esfuerzo, pudieron detener al hombre que estaba fuera de sus cabales y lo trasladaron a la Comisaría 10, donde permanece para resguardar la integridad física suya y de su progenitora, informó Nuevo Diario Web.




Comentarios