El hecho sucedió en la ciudad de Las Termas de Río Hondo.


Efectivos policiales santiagueños detuvieron a dos jóvenes de 20 y 25 años que habían sometido a brutales castigos durante la noche del miércoles a un hombre de 64 años, tras sorprenderlo solo en su domicilio, oportunidad en que le fracturaron ambos brazos y lo dejaron atado a una cama, con el único propósito de robarle una garrafa de 10 kilos.

El hecho sucedió en la ciudad de Las Termas de Río Hondo y según el informe policial tras la denuncia por robo presentada por un hombre de 38 años, quien se identificó como hijo de la víctima, efectivos de la División Investigaciones y de la Comisaría Comunitaria N°40 del Departamento de Seguridad Ciudadana N°6, se abocaron de lleno a dar con el paradero de los autores del hecho.

Según lo manifestado en sede policial por el hijo del damnificado, en la noche de ayer se dirigió a ver a su padre Domingo Chávez de 64 años, quien reside solo en su domicilio del barrio Libertad de Las Termas de Río Hondo, y al llegar escuchó los gritos de dolor y los pedidos de auxilio del hombre, a quien encontró atado de manos y pies con un cable, sobre la cama en su habitación.

“El panorama que encontró el denunciante en la casa era dantesco; todo estaba revuelto”, indicaron las fuentes policiales.

“Y cuando le consultó a su padre por lo ocurrido, éste sólo pudo decir que dos sujetos habían ingresado a la vivienda, lo golpearon salvajemente exigiéndole la entrega de dinero y elementos de valor, lo maniataron y se marcharon con una garrafa y con una suma en efectivo no especificada, entre otros enseres”, añadieron.

El hombre quien se hallaba en estado de shock fue trasladado al Centro Integral de Salud de Las Termas donde se constataron las lesiones, fracturas de ambos brazos y lesiones contusas en el rostro, y debido a la gravedad de las mismas fue derivado de urgencia a un centro de salud de mayor complejidad en la ciudad Capital.

Ante la brutalidad y ensañamiento con la que habían actuado los delincuentes, la Policía desplegó un amplio operativo y pudo para dar con los mismos, informando de lo acontecido al fiscal Carlos Vega quien ordenó su inmediata detención.

Tras lograr algunas pistas certeras y testimonios, y al dar participación al juez de Control y Garantías de Termas, Diego Vittar, se procedió a la detención de los sospechosos identificados como Darío Agustín Ávila de 20 años y Jonathan Javier Destéfano de 25, ambos con residencia a metros del domicilio del damnificado.

Los detenidos fueron trasladados y alojados en sede policial a disposición de la Justicia,mientras la causa continúa en etapa investigativa.




Comentarios