El hecho ocurrió el 19 de septiembre, cuando la mujer recibió un disparo en el abdomen, en una vivienda del barrio Ramón Carrillo.


Un policía de Santiago del Estero permanecerá con prisión preventiva acusado de intentar matar a balazos a su ex esposa, luego de que la justicia rechazó un planteo de su defensa que aseguraba que la mujer se había autoprovocado las heridas hace casi un mes en una casa de la capital provincial, informaron fuentes judiciales.

Se trata del oficial Gustavo Scapolatempo, quien está acusado de los delitos de “amenazas coactivas y tentativa de homicidio agravado” en perjuicio de su expareja.

La resolución fue adoptada por la jueza de Género, Norma Morán, en una causa en la que con anterioridad convirtieron en prisión preventiva el arresto del uniformado que prestaba servicios en una dependencia policial de la capital provincial.

La medida surgió tras el pedido formulado por las fiscales Cecilia Gómez Castañeda y Benjamín Zavalía, de prorrogar la prisión preventiva.

Durante una audiencia realizada hoy en los Tribunales de Santiago del Estero, los abogados defensores del policía, Leticia Bravo y Luisa Suárez, se opusieron al planteo de las fiscales por considerar que la mujer “se provocó las heridas tras encerrarse en el baño con el arma reglamentaria” de su ex pareja.

Entre las pruebas presentadas por la fiscalía, surgió una pericia que arrojó resultado “positivo” por la presencia de pólvora en las dos manos de Scapolatempo.

El hecho ocurrió el 19 de septiembre, cuando la mujer recibió un disparo en el abdomen, en una vivienda del barrio Ramón Carrillo y luego fue asistida en el Hospital Regional “Ramón Carrillo” de la capital provincial a raíz de las graves heridas que presentaba.




Comentarios