La profesional tucumana fue suspendida por autoridades del Ministerio de Salud. Tiene un antecedente penal.


Un antecedente penal se descubrió en el historial de la anestesista tucumana que fue suspendida ayer por las autoridades del ministerio de Salud tras compartir imágenes de sus pacientes desnudos.

El pasado 7 de febrero, en horas de la madrugada, la medica se encontraba con su pareja en su casa a escasos metros del Centro Judicial Añatuya y el Hospital Zonal, cuando fueron sorprendidos por un ladrón.

Tras un forcejeo, el médico realizó un disparo que impactó en el cuerpo del maleante y terminó con su vida.

Al lugar arribaron autoridades judiciales. Ante la confusa situación la fiscal de turno -Dra. Karina Gutiérrez– solicitó la aprehensión de la pareja, que se puso a disposición de la Justicia de inmediato.

Ambos fueron imputados por el supuesto delito de homicidio simple. El 11 de febrero, la Fiscalía solicitó la detención por 15 días hasta tanto la causa avance. Con el paso de los días, los investigadores determinaron que el médico fue quien disparó y que actuó en defensa propia. Los dos fueron sobreseídos.

Tras conocerse la noticia, rápidamente las autoridades del Ministerio de Salud tomaron medidas.

La anestesista fue suspendida, resolución que la ministra Natividad Nassif y Dr. César Monti informaron a través de un comunicado que la profesional fue acusada de violar el derecho a la confidencialidad en el acto médico.

“Habiendo tomado conocimiento de que una profesional contratada para brindar servicios de anestesia en dos hospitales del interior de la provincia habría incurrido en la violación de la Ley de Salud Pública 26.529, que prevé el derecho del paciente a la confidencialidad en el acto médico, es que las autoridades sanitarias tomaron la resolución de iniciar un sumario administrativo y separarla de sus funciones hasta tanto se determine su responsabilidad”, reza el comunicado.

La ministra Natividad Nassif afirmó que “se ha actuado inmediatamente de conocida esta situación que representa, en caso de comprobarse, una grave inconducta profesional”.

El subsecretario César Monti agregó que “la médica está bajo sumario y suspendida en sus funciones por posible violación a la ley, como corresponde en estos tipo de hechos”.

Las autoridades sanitarias afirmaron que “el Ministerio de Salud no permitirá en ningún caso que se infrinja la Ley 26.529 del año 2009, garantizando siempre los derechos del paciente en su relación con los profesionales e instituciones de la Salud”.





Comentarios