El menor había asaltado a mano armada el comercio con otros dos jóvenes. La madre lo llevó al lugar para que pida disculpas.


Un grupo de delincuentes robaron a mano armada un tómbola de Santiago del Estero pero se enteró la madre de uno de los ladrones y lo llevó al local para que devuelva el dinero. Luego lo llevó a la Policía para que se haga cargo de sus actos. 

En el local los tres jovenes se llevaron un total de $4.500 luego de amenazar con armas de fuego y cuchillos al empleado, según detalla Nuevo Diario. Uno de los ladrones, de 15 años, regresó a su casa en barrio 8 de Abril y allí su madre le preguntó por el origen del dinero que llevaba. 

El adolescente tenía en su poder $700, y para responder al cuestionamiento de su mamá dio varias versiones pero ninguna fue creíble para la mujer y lo sentenció: “Por última vez, decime de dónde sacaste el dinero”.

Al ver que ninguna respuesta conformaba a su madre quiso escapar de la casa por lo que la ama de casa se dio cuenta de que el dinero había sido robado. Ante este descubrimiento, entre la bronca y la decepción por la actitud de su hijo, le pegó un cachetazo y lo llevó “de la oreja” hasta el comercio ubicado en calle Francisco Viajo. 

Allí hizo que se disculpara con el empleado y lo llevó a la Policía para que sea juzgado por el delito. La fiscal Carla León, pidió que el menor sea identificado y lo dejo a cuidado de su madre mientras se investigaba el caso y localizaban a los otros dos asaltantes. 






Comentarios