La Policía dejó billetes marcados en la casa y lograron detenerla.


Un santiagueño denunció a la Policía que le habían robado una importante suma de dólares. La víctima informó que la única persona que ingresaba a su casa era la empleada doméstica pero que confiaba en ella, por lo que la descartó pero los uniformados lograron sorprenderla. 

El robo de 13.500 dólares fue denunciado el 17 de abril y tras varios meses de invastigación lograron dar con la autora del delito. En esta oportunidad, el dueño de casa informó que le habían sacado el dinero que escondió en un mueble de su habitación.

Además, detalló según informa Diario Panorama, que la única persona que tenía acceso a su casa era la empleada doméstica pero que él no desconfiaba de ella ya que llevaba varios años trabajando en el lugar y era de confianza. 

Pese a esta seguridad del damnificado, la Policía sospechó de la mujer ya que solo ella contaba con una llave para ingresar a la casa. A modo de prueba para despejar toda duda, los uniformados entregaron al dueño de la vivienda 800 dólares marcados para que los guardara. 

Y fue así como el 3 de mayo, el hombre dejó bajo llave el dinero y se fue de la casa. Para su sorpresa, al regresar se encontró con el cajón forzado y sin los billetes por lo que dio aviso a las autoridades. 

La Fiscalía ordenó que se allanara la casa de la empleada en barrio 8 de Abril y en el lugar no encontraron los dólares sino que su equivalente en pesos ya que la acusada los había ido a cambiar.

Ante este descubrimiento, la mujer fue detenida y trasladada al Ministerio Público para que declare. Allí reconoció ser la autora del segundo robo, pero no del faltante de 13.500 dolares que denunció el hombre inicialmente por lo que la Fiscalía sigue recabando pruebas. 






Comentarios