Además, el Fiscal de la causa ordenó investigar como fue que el menor pudo escaparse de la Comisaría de Añatuya.


La Justicia santiagueña dictó prisión preventiva para el adolescente acusado de matar a un jubilado para robarle $200, fugarse de la comisaría en la que lo había alojado la Policía por ese crimen y finalmente ser recapturado, informaron fuentes judiciales.

Se trata de un menor de 16 años, cuya identidad se mantiene en reserva por razones legales, que está imputado del “homicidio en ocasión de robo” de Ramón Luna (68), cometido a fines de abril en la ciudad de Santiago del Estero.

Tras el crimen, el adolescente fue detenido y alojado en en la Comisaría 4 del Menor y la Mujer de la localidad de Añatuya, de donde se fugó poco después. Luego de ser detenido nuevamente, el acusado fue alojado preventivamente en la Comisaría Departamental 13 por orden de la Justicia.

En tanto, la fiscal Andrea Darwich ordenó investigar las circunstancias de la evasión del detenido ante la sospecha de que se produjo por un descuido de los guardias policiales.






Comentarios