La nena de 11 años y sus dos hermanos están viviendo con su abuela.


Luego de la detención de la mujer de 42 años de La Banda por entregar a su hija para que un hombre abusara de ella por $3.000, se supo que la menor intentó quitarse la vida en dos oportunidades. 

La noticia se conoció la semana pasada y causó conmoción a nivel país. La menor de 11 años le contó a su tía lo que había sufrido y luego lo confirmó en Cámara Gesell: su madre la vendió por $3.000 para que abusaran de ella. 

Ante esta situación la mujer fue detenida y la menor junto a sus dos hermanos quedaron a cargo de su abuela. Según contó su tía a El Liberal, la menor intentó suicidarse saltando de la ventana del hospital donde la atendían por las lesiones del abuso que sufrió y luego “trago pelotitas para hacer pulseras”.

La mujer fue detenida el lunes en La Banda.

La tía ayuda a la abuela para cuidar a los tres hermanos ya que la mayor está enferma y no puede con todo. En cuanto al estado en el que se encuentra la menor, sostuvo que no habla y que se encuentra deprimida. “Ella está así todo el día. No habla del tema. Solo tratamos de acompañarla para que pueda vivir en paz”, dijo la mujer que denunció a la madre de la niña.

“Yo regresé de viaje y ella estaba en la casa de mi mamá. La noté callada, retraída, como si algo la afectara. Le pregunté a mi mamá y me respondió que le dolían los ovarios. La llamé a mi lado, la coloqué sobre mis piernas y le pregunté qué le pasaba”, detalló. 

La menor le dijo que “le dolía el estómago, después me dice ‘me duele todo el cuerpo’, entonces ahí le preguntó ¿Por qué? Y ella me dice: ‘Madrina, a mí me han violado. Ese negro sucio me violó’”.

Además, detalló que el día de la violación estaban presentes la madre de la nena, su pareja y un amigo de ambos que llamaban “Negro”. Este sujeto le propuso a la madre mantener relaciones a cambio de dinero pero se negó. 

“Su mamá recibió un bulto de plata y lo puso debajo de la almohada. Después salió de la casa diciendo que iba a buscar jarilla. Cuando estaba a solas con los dos hombres, su padrastro también se retiró y la dejó sola con el Negro”, relató. 

La menor le contó que el sujeto “la agarró del brazo, la tiró sobre la cama, le tapó la boca para que no grite y la accedió”. “Cuando me terminó de contar le pregunté si le había dicho a su mamá y me respondió que sí, pero que ella no le había creído y la trató de embustera”, dijo reafirmando la versión de la víctima. 

Desconcertada sostuvo: “No sabía qué hacer. La levanté y la llevé al hospital por los dolores que tenía”. Así fue como al llegar al Centro de Salud de La Banda, la niña salió corriendo y quiso tirarse por una ventana. 

Ante esta situación los médicos decidieron intervenir: la dejaron internada durante 15 días bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico. “Ahora está medicada dos veces al día”, dijo la tía.

Si sufriste abuso o conocés a alguien que lo haya sufrido llamá al 137.






Comentarios