Mediante decisión administrativa 624/2021, el Gobierno nacional hizo lugar al pedido de excepción formulado por La Pampa para que los gimnasios pudieran abrir sus puertas y trabajar con clientes en el interior de los locales.

La medida permite el funcionamiento con un aforo del 30% y un máximo de 15 personas por turno, en la modalidad de burbujas, a partir de este jueves 24 de junio, y observando las medidas de prevención determinadas en los protocolos respectivos.

Según se informó a través de la Agencia Provincial de Noticias, los asistentes serán monitoreados a través de una aplicación que supervisará la Subsecretaría de Deportes, Recreación y Turismo Social, que alerta y evita la presencia en los salones de personas contagiadas o que debieran estar en aislamiento preventivo.

Quedó establecido, además, que “en caso de registrarse un caso positivo de Covid-19, la autoridad sanitaria provincial determinará las personas que de manera preventiva deben ser aisladas, así como, de manera conjunta con la autoridad de Deporte provincial y en caso que ello fuere posible, las condiciones para la continuidad del desarrollo de la actividad”.

Por último, se dio a conocer que el sistema de monitoreo que se empleará en los gimnasios es similar al que utiliza el Ministerio de Educación para el seguimiento de la presencialidad en las aulas, y estará disponible para su descarga en el sitio web de la Subsecretaría de Deportes.