Autoridades del Ministerio de la Producción visitaron la empresa Curacó, en la zona de 25 de Mayo, en el suroeste pampeano, que se apresta a embarcar 220 toneladas de heno de alfalfa.


La semana pasada, una comitiva del Ministerio de la Producción encabezada por su titular, Ricardo Moralejo, visitaron la empresa Curacó, en la zona de 25 de Mayo, en el suroeste pampeano, que se aprestan a embarcar 220 toneladas de heno de alfalfa.

“Concretamos con éxito la primera exportación a Abu Dabi. Abrimos un mercado a través de producciones alternativas. Fue un trabajo de dos años en el que hubo que adaptarse a las exigencias de ese mercado”, indicó el ministro.

Los funcionarios observaron la producción (Gobierno de La Pampa)

La producción del forraje, como también otras actividades productivas de exigencia pero de impacto en los mercados nacional e internacional, tiene un particular seguimiento por parte de los funcionarios del Ministerio.

El ministro puso de relieve el nivel de producción alcanzado a partir de una importante inversión en alfalfares y equipamiento para el acondicionamiento del heno logrado para exportar. Esa conjunción permitió que la firma acondicionara un primer embarque a Abu Dabi, ciudad capital de los Emiratos Árabes.

Un equipo cosechando alfalfa (Gobierno de La Pampa)

Esto demuestra el potencial productivo y de comercialización que se ha alcanzado; poder exportar heno de alfalfa compitiendo con importantes países que se dedican a lo mismo, nos dá una idea de la competitividad que tenemos”, sostuvo Moralejo.

La alfalfa pampeana está considerada como una de las mejores del mundo. La calidad del producto viene siendo anticipada por los propios productores involucrados que, desde hace años, vienen siguiendo el recorrido desde la siembra hasta el punto final de entrega.

El ministro Moralejo junto a los representantes de la empresa Curacó (Gobierno de La Pampa)

La excelencia de la alfalfa producida en la zona de 25 de Mayo despertó el interés de exigentes mercados internacionales, que ahora se animan a importarla desde Argentina, puntualmente de esta zona de la Provincia.

El mercado de la alfalfa local hace rato superó la situación que lo acotaba a provisiones a provincias vecinas, donde mayoritariamente se afincan los establecimientos dedicados a la producción lechera y sus derivados. El producto, así, cruzó las fronteras para instalarse con fuerza en varios países de Sudamérica y, ahora, en el mercado árabe.






Comentarios