Pensado para pequeños productores, tiene como fin mantener a los jóvenes en sus chacras además de incentivar la provisión de alimentos locales.


El Programa Provincial Chacra Mixta fue presentado este miércoles por el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, acompañado por la Universidad Nacional de La Pampa y el Banco de la Pampa, quienes brindan apoyatura técnica y financiera.

Es para productores que tengan una unidad económica o alquilen, y que vivan dentro del predio o se vayan a radicar en el mismo, a los fines de poder llevar adelante actividades productivas intensivas como avicultura, apicultura, horticultura, producción de cerdos, ovinos, caprinos, etc.

La chacra, a lo largo de la historia, ha sido la mayor proveedora de alimentos a las diferentes comunidades de la provincia, “con lo cual creemos que tenemos que rescatar esta cultura del trabajo y de provisión de alimentos locales, que sean sanos, de calidad y, si podemos, armar unidades productivas más importantes para llegar así a otros mercados”, dijo el ministro.

El ministro Moralejo junto a autoridades del Banco y de la Unlpam (Gobierno de La Pampa)

Moralejo explicó que se ha convenido con el Banco una línea de financiamiento para los productores de hasta 200 mil pesos, a una tasa de interés de 29,5%, a 4 años, con 12 meses de gracia, y está destinada tanto a capital de trabajo como a equipamiento e infraestructura.

Estos créditos se complementan con otra línea del Consejo Federal de Inversiones (CFI), a 7 años, con 2 de gracia y a una tasa del 15,6%, y para los productores que tengan mayores posibilidades existe otra línea del CFI que implica tomar hasta 2 millones de pesos con una tasa del 31%.

Estas actividades se intentan impulsar a través de las diferentes áreas productivas con que cuenta el Ministerio, como el Ceret y el Parque Agroalimentario en Gral. Pico, o la Chacra Avícola en Catriló, entre otras, “apuntando a la modernización y tecnificación en función de la demanda de los diferentes productos que pueden ofrecer”, concluyó Moralejo.






Comentarios