En Mendoza dicen que si le dan agua a La Pampa, sus productores perderían trabajo y tierras, pero aquí se considera mucho más doloroso lo que ya se ha perdido y se sigue perdiendo por no recibirla.


Este viernes, los delegados pampeanos del Comité Interjurisdiccional del Atuel Inferior (Ciai), fueron recibidos por el gobernador Verna, tras el último encuentro con delegados mendocinos y representantes de la Nación realizado en Buenos Aires dos días antes.

El representante en el Comité por la Universidad Nacional de La Pampa, Jorge Scarone, manifestó que quedó pendiente la discusión por la eficiencia del riego por parte de Mendoza. “Siempre insistimos que si se mejora, prácticamente no harían falta obras para que el agua llegue a territorio pampeano“.

Un momento de la reunión entre el gobernador y los delegados pampeanos ante el Ciai (Gobierno de La Pampa)

Marcela Coli, vicepresidenta de la Comisión de Ríos de la Cámara de Diputados de La Pampa, consideró la postura de Mendoza como muy conservadora e intransigente, “ellos manifiestan que si nos dan agua, sus productores perderían trabajo y tierras; mucho más doloroso es lo que hemos perdido y seguimos perdiendo en cuanto a la vida de todas las comunidades pampeanas aguas abajo“.

Tampoco estamos de acuerdo con el trasvase (del Río Grande al Atuel) ni con las perforaciones. En todo caso, que nuestros vecinos mendocinos rieguen con los pozos, pero dejen escurrir este río que también nos pertenece, como a ellos”, concluyó Coli.




Comentarios