El reclamo llevaba una semana y en el operativo hubo incidentes y detenidos.


En la tarde de este jueves, la policía procedió al desalojo de un corte que familias de puesteros mantenían en la zona de Casa de Piedra contra las empresas petroleras que operan, exigiendo el pago de servidumbres, quejas que apuntan sobre todo a la empresa Pampetrol.

En el procedimiento, ordenado por la fiscal Eugenia Bolzan, se produjeron serios incidentes contra personas de las familias Llantén, Martínez y Hernández, que intentaron resistir el accionar policial y varios de ellos fueron detenidos.

Según informó Radio Génesis 25, la fiscal “habría dado la orden de que se levante el corte debido a un problema de impacto ambiental”, que llevaba una semana y no permitía el acceso a un pozo de Pampetrol.

Las familias desalojadas por la fuerza pública reclaman el pago de servidumbres atrasadas desde hace nueve meses por parte de la empresa y dicen que la misma “no respeta nada”.




Comentarios