En la mañana de este miércoles, alrededor de las 11:30 horas, un empleado de una planta fraccionadora de cereal ubicada en la Avenida San Martín de la localidad de Anguil, fue aprisionado por una cinta transportadora que, al parecer, tuvo una falla en el sistema de elevación.

El joven, identificado como Fabián Albornoz, de 29 años y padre de dos niños, se encontraba trabajando en el galpón de la planta cuando la máquina, que se encontraba sin funcionar, se desplazó hacia abajo apretándolo entre el eje y la cinta transportadora.

Un compañero de trabajo que estaba afuera del galpón escuchó el ruido de la máquina y un grito. Cuando llegó corriendo, encontró al joven aplastado. Junto a vecinos, consiguieron levantar la cinta utilizando un zamping autoelevador y auxiliar al joven Albornoz que había sufrido la presión en la zona toráxica.

Minutos después, una ambulancia de la posta sanitaria lo trasladó hacia el Hospital Lucio Molas de Santa Rosa, ubicado a 25 kilómetros de Anguil, mientras el joven estaba "consciente y se quejaba por el dolor", según relataron los voceros.

De acuerdo a la información confirmada por fuentes oficiales, en el Hospital Albornoz fue intervenido quirúrgicamente y alrededor de las 15:20 horas falleció, noticia que causó profunda conmoción entre los pobladores de la vecina localidad.

"La máquina, que tiene un mecanismo para elevarse, había sido apagada a las 9 horas. Dos horas y media después se produjo el accidente", le dijo a Diario Textual el subcomisario José Soria. "No hay muchos datos aún porque no había testigos. Lo que se sospecha es que el mecanismo de cierre de la máquina, de gran porte y pesada, ha fallado y lo apretó entre el eje de la rueda y la cinta transportadora, que es de metal", explicó.

En la dependencia policial se iniciaron actuaciones y se le dio intervención a la Fiscalía de Delitos contra las Personas de Santa Rosa.