El investigador del Conicet Alejandro Dujovne presentó el proyecto de ley que ya cuenta con estado parlamentario.


En el contexto de la segunda jornada de la Feria del Libro de La Pampa, que se desarrolla en el Centro Cultural Medasur de Santa Rosa, el doctor en Ciencias Sociales e investigador del Conicet, Alejandro Dujovne, presentó el proyecto de ley para la creación del Instituto Nacional del Libro que ya cuenta con estado parlamentario.

Dujovne, especialista en Historia y Sociología del Libro, participó en la redacción del proyecto entre 2014 y 2015, y desde hace 2 años colabora en el armado y en la defensa de la creación del Instituto mencionado.

La presentación del proyecto se dio en el marco de la charla “Legislación y políticas culturales”, en la que el investigador resaltó la importancia de la realización de las ferias debido a que en la Argentina se produce una gran desigualdad en el mundo del libro, provocado por la alta concentración que se da en Buenos Aires.

Alejandro Dujovne (Vía Santa Rosa)

Las ferias, en cierta medida, compensan ese déficit, posibilitando una promoción, discusión, venta del libro y una jerarquización, porque son los estados municipales y provinciales los que están detrás, el estado se involucra y la da visibilidad”, expresó Dujovne.

Dijo también que “en la filosofía que está detrás del proyecto, creemos que el Estado tiene que intervenir a partir de los objetivos que tenemos desde el Instituto, pero también con los actores que existen, con su participación, su definición, porque son ellos los que han permitido, pese a todo, que haya edición, haya librerías, haya cultura en la Argentina”.

Contó, además, que para la redacción partieron de un diagnóstico de la grave situación ante la depresión económica y la falta de herramientas por parte del Estado. Y el segundo punto de análisis fue destacar la concentración por parte de los grandes inversores, las grandes editoriales que manejan el monopolio del negocio.

El investigador fue presentado por la secretaria de Cultura, Adriana Maggio (Vía Santa Rosa)

Otro punto de análisis fue la hiperconcentración del mundo del libro en la ciudad de Buenos Aires. “Alrededor de un 70% de libros se producen en Buenos Aires y alrededor del 90% se publica allí. Hay un serio problema de distribución, es caro y difícil llegar a todo el país, donde solo llegan los grandes grupos”, remarcó.

Reflexionó, por último, en torno a la falta de información que permita saber cómo funciona el sector y a la pérdida de presencia del libro argentino en el mercado. “Argentina hoy ocupa el cuarto lugar en exportación porque no hay políticas, no hay acompañamiento, los gobiernos han tenido políticas muy irregulares”, completó.

El proyecto, se entiende, tiene sentido y va tener eficacia si entendemos el diagnóstico, si no queda, de repente, como una especie de ley, como una letra muerta, aislada, sin anclaje”, finalizó el investigador.




Comentarios