Con la decisión, los productores podrán postergar el pago de impuestos y tendrán acceso a créditos blandos.


En la mañana de este jueves, el Gobierno de La Pampa decidió declarar la emergencia agropecuaria por sequía para 11 departamentos de la provincia, luego de la reunión de la Comisión de Emergencia Agropecuaria.

La medida abarca un área de unas seis millones de hectáreas, casi la mitad de la superficie provincial, y con ella, los productores podrán postergar el pago de impuestos y tendrán acceso a créditos blandos.

“Estamos ante un déficit hídrico que se ha agudizado en los últimos 20 o 30 días”, dijo el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, a lo que el presidente de la Asociación Agrícola Ganadera, Víctor Tapié, agregó que “se ha cortado la cadena forrajera de forma abrupta” y los productores se ven forzados a vender la hacienda por falta de pasto.

La medida permitirá diferir el pago de impuestos y el acceso a créditos blandos (El Diario)

La medida abarca parte de los departamentos de Rancul y Conhelo, Capital, Utracán, Guatraché, parte de Lihuel Calel, Hucal, Caleu Caleu, Puelén, parte de Chalileo y Chical Co.

En la reunión, en la que participaron, además de los funcionarios provinciales, representantes de las entidades rurales y técnicos del Inta, se informó a la prensa que en 15 días habrá un nuevo encuentro para monitorear la situación y, eventualmente, si no llueve, ampliar la zona.




Comentarios