Era intensamente buscada desde su desaparición pero se presentó este jueves en la Fiscalía de Cutral Co, provincia de Neuquén.


Una joven de la comunidad zíngara se había ausentado de su domicilio en la Avenida de Circunvalación de Santa Rosa, desde la noche del 28 de septiembre, y su madre hizo la denuncia que inició un protocolo de búsqueda por desaparición de persona y que involucró a la Policía de Neuquén.

En la denuncia, su progenitora no aportó mucha información aparte de los rasgos físicos y la vestimenta, incluso dijo que tenía 17 años cuando luego se comprobó que tiene 20.

Luego de cinco días de búsqueda intensamente difundida por los medios de comunicación y encabezada por la Brigada de Investigadores de la Unidad Regional I de la Policía de La Pampa junto a sus colegas de la provincia de Neuquén, la joven se presentó por sus propios medios este jueves en la Fiscalía de Cutral Co, provincia de Neuquén, y se encuentra en buen estado de salud.

Kassandra Esteban, la protagonista, estaba siendo buscada justamente en Cutral Co pues allí se había activado por última vez su celular. Luego de irse de la casa, se había comunicado con la madre para decirle: “mamá, estoy bien y no me busquen”.

Según confiaron fuentes de la comunidad zíngara a Diario Textual, la joven estaba a punto de casarse y en los próximos días se reunirían familiares de ella junto a los del pretendiente para arreglar los términos de casamiento y el pago de la dote.

Pero ella no quería casarse y esa fue una de las hipótesis que se manejaron ante su desaparición. El Ministerio Público Fiscal de La Pampa agradeció la colaboración de la población, de la fiscal Gabriela Macaya de la Unidad Fiscal Única de Cutral Co, de los medios de comunicación y del personal policial de las provincias de Neuquén y La Pampa para dar con su paradero.




Comentarios