La víctima fue un joven con discapacidad y una edad mental por debajo de la cronológica.


Este jueves, el juez de audiencia Carlos Alberto Besi condenó a un sacerdote de 44 años, de Victorica, a la pena de cinco años de prisión por haber abusado sexualmente de un joven con discapacidad en repetidas ocasiones.

Según informó el área de prensa de la Justicia, fue encontrado penalmente responsable del delito de abuso sexual simple, aprovechándose de que la víctima no podía consentir libremente la acción, agravado por haber sido cometido por un ministro de un culto reconocido, como delito continuado.

El magistrado ordenó que se lo detenga inmediatamente una vez que el fallo quede firme y, mientras esté libre, le mantuvo la restricción absoluta de acercamiento y de cualquier tipo de contacto para con la víctima, hasta el final del proceso.

En la sentencia, el juez dio por acreditado que el hecho se produjo “mediante tocamientos” y “sin poder precisar la fecha exacta”, entre los meses de enero y diciembre de 2015.

La víctima fue un joven con discapacidad y una edad mental por debajo de la cronológica, quien, a pesar de ser mayor, tuvo que declarar en Cámara Gesell, donde lo hacen los menores de 18 años, debido “al estado de necesidad y vulnerabilidad en que se encontraba (…) y más aún teniendo en cuenta el retraso madurativo leve que padece“, dijo el juez.

Los hechos investigados se produjeron en el interior de la iglesia de Victorica, en una de las habitaciones de la casa salesiana y en la combi de la comunidad en la que viajaban a distintos pueblos, dice la sentencia.





Comentarios