Están acusados del delito de homicidio calificado agravado por alevosía y ensañamiento y por haber sido cometido por dos o más personas.


Un empleado de la Municipalidad de Catriló había encontrado, en la mañana de este jueves, el cuerpo sin vida de Esteban Peralta, de 16 años, conocido como “Mulita”, en proximidades del cementerio de la localidad.

La Policía detuvo por el hecho a Marcelo Leguizamón, de 40 años y tío de la víctima, y a los hermanos Francisco José Munar, de 30 años, y Juan Bartolomé Munar, de 26 años de edad, quienes fueron llevados este viernes al Centro Judicial de Santa Rosa para una audiencia de formalización.

Francisco Munar confesó que fueron los otros dos quienes lo asesinaron a tiros y puñaladas. La fiscala Leticia Pordomingo los acusó a los tres del delito de homicidio calificado agravado por alevosía y ensañamiento y por haber sido cometido por dos o más personas, y la jueza Florencia Maza dispuso la prisión preventiva hasta el final del proceso.

En un allanamiento, fueron secuestrados varios elementos probatorios (Diario Textual)

Según la investigación, en la madrugada del jueves los imputados pasaron a buscar a Peralta en un Volkswagen Gol y se dirigieron a un camino vecinal donde hicieron tiro al blanco contra una lata, y allí, por causas no establecidas, atacaron al joven.

El fiscal general Guillermo Sancho, afirmó en declaraciones a LU 33, que “según la autopsia, la víctima recibió no menos de 17 puñaladas, también tiros de arma de fuego en la cabeza y otros cercanos al corazón. Se secuestraron varios elementos probatorios como un arma calibre 22, una daga, ropa con manchas de sangre y un auto VW Gol. Son elementos que vinculan a los tres detenidos”.






Comentarios