Indignado por la aparición de basura en varios lugares, quiere difundirlo para encontrar soluciones y generar conciencia.


Juan Pablo Pollak es un vecino de Santa Rosa que, además de estar muy vinculado a la naturaleza por su profesión, guía de montaña, recorre diariamente varios lugares periféricos de la ciudad, caminando o en bicicleta, y encuentra frecuentemente basura arrojada desaprensivamente por otros vecinos, y que generan situaciones que atentan contra la salubridad y el medio ambiente.

Como una forma de luchar para cambiar esa realidad, propone identificar esos minibasurales, publicarlos en redes sociales y difundirlos para que sean erradicados y quienes arrojan los residuos cambien su actitud.

Basura en la vía pública (Facebook)

En diálogo con Vía Santa Rosa, Pollak contó que “estos basurales los ves en todos lados. Me pareció una buena propuesta decir dónde están, por la ubicación con el celular o las coordenadas, una movida que por suerte se enganchó mucha gente“.

Las fotos publicadas en su perfil de Facebook detallan la ubicación. La zona que está afectada por la basura comprende las calles Liberato Rosas, la calle del Club de Golf, la Avenida Palacios, Fernández Herrero, Evangelista y Baldomero Tellez.

Basura en la vía pública (Facebook)

“El sábado pasado pasé en bicicleta por un lugar, volví a pasar el domingo caminando y había un ciervo que lo habían carneado, se ve desde un colchon tirado que tiene ratas adentro, vidrios rotos, chapas oxidadas, hasta heladeras y una cocina“, relata.

Basura en la vía pública (Facebook)

“Poner un cartel que diga severas multas no se si es la solución porque es difícil de controlar. Si tengo que ir y colaborar con la municipalidad, no tengo drama, ellos van a estar mucho más preparados para todo esto, calculé por lo menos tres o cuatro camiones para sacar todo”, estimó.

Basura en la vía pública (Facebook)

Con esta idea, cree que todos tenemos que “ser los ojos de la municipalidad, por ahí uno avisándoles pueden ir y juntarlo. Creo que la recolección la debe hacer personal capacitado, porque puede ser peligroso”.

“Igual valoro, estoy de acuerdo y quedo a disposición a que se pueda organizar una jornada de limpieza y concientización de manera privada o conjunta con el municipio o con quien corresponda, pero que esto no sea algo para figurar en las redes sociales ni algo político sino para hacer nuestro aporte al mundo en el que vivimos y que dejaremos a nuestros hijos y nietos. Esto se solucionará con educación y constancia“, concluye Pollak






Comentarios