Los choferes no han cobrado aún los sueldos de mayo y amenazan con un paro. La empresa quiere un aumento en el boleto.


El servicio de micros urbanos de Santa Rosa, que presta la empresa Autobuses Santa Fe, corre el riesgo de interrumpirse este lunes si la empresa no deposita los salarios de mayo a los choferes, que amenazan con un paro.

Según relataron voceros del gremio a Diario Textual, los directivos locales les informaron que el dinero que cobraron por subsidios locales y nacionales lo tuvieron que derivar a otro destino y no alcanzó para abonarle al personal.

Por su parte, el gerente de la empresa, Julio Beverinotti, dijo que esperan que se autorice un aumento del boleto a 39 pesos, porque de lo contrario dejarán de prestar el servicio. Aduce un déficit mensual de un millón y medio de pesos.

La empresa amenaza con dejar el servicio (El Diario)

“Estamos viviendo una situación muy critica. El subsidio que nos dan no alcanza. La tarifa está atrasada. Somos la empresa que tiene el boleto más barato en el interior. Los demás están en 26 o 28 pesos y acá está en 22,40. La municipalidad está ofreciendo un aumento a 24 pesos, pero no alcanza”, dijo Beverinotti en declaraciones a LU 33.

“Que la Provincia nos consiga un subsidio al gasoil. Estamos pagándolo a precio del surtidor. Estamos a la deriva y si no tenemos algún tipo de ayuda de la gobernación, antes de fin de mes no podremos circular“, dijo el directivo.






Comentarios