Fue durante la conferencia de prensa que brindó junto a los ganadores de las elecciones, en el Hotel Unit de Santa Rosa.


En la noche de este domingo, cuando la tendencia de los resultados de las elecciones provinciales eran irreversibles, el gobernador Carlos Verna compartió una conferencia de prensa en el Hotel Unit junto al gobernador electo, Sergio Ziliotto, al actual vicegobernador y nuevamente electo para ese cargo, Mariano Fernández, al intendente electo de Santa Rosa, Luciano Di Nápoli y al presidente del PJ La Pampa, Rubén Hugo Marín.

Durante la misma, Verna contó que la ex presidenta Cristina Fernández lo había llamado por teléfono para felicitarlo por el triunfo en la provincia. “Me llamó Cristina y me felicitó, y felicitó al pueblo”.

También dijo que le había preguntado si había podido leer el libro que le había enviado con una dedicatoria especial, “le agradecí el libro, me hizo ahorrar 600 pesos”, dijo entre carcajadas, y agregó: “Me preguntó si lo había leído, pero lo cierto es que no, por todo el tema de la campaña. Mañana, cuando termine de ver los resultados pueblo por pueblo, lo empezaré a leer”, comentó.

El libro “Sinceramente”, recientemente publicado (El Cronista)

Consultado sobre su opinión en torno a la recientemente anunciada fórmula Fernández Fernández, Verna dijo que le parecía interesante el perfil dialoguista de Alberto, en contraposición al de Cristina, que él creía que era mas duro.

El gobernador y la ex presidenta se conocen muy bien desde la década del ’90, cuando compartieron bancas del Partido Justicialista en el Senado, escenario de ásperas discusiones entre ambos que los mantuvieron muchos años enfrentados y distanciados. Incluso, hace no tanto tiempo, en unas pasadas elecciones, Verna llegó a decir que los pampeanos debían elegir “entre La Pampa o La Cámpora”, frase que quedó en la historia de aquel enfrentamiento.

Verna en la conferencia de prensa (Vía Santa Rosa)

Reafirmó, además, su postura de que él es un peronista de la primera hora y que no está dispuesto a ser “un corderito del peronismo federal”, agregando que había recibido también el llamado de Schiaretti, “El gringo me llamó cuando estaba viajando pero no lo pude atender”, dijo, aunque algunos suponen que efectivamente hablaron.

Por último, ante los elogios de Marín acerca de lo bien que habían trabajado la construcción de la unidad, Verna dijo: “Rubén y yo ya cumplimos, ahora les toca a ustedes”, en alusión a los candidatos ganadores.






Comentarios