Luego del aumento anticipado en agosto con el que se llegó al 35%, Festram espera los últimos datos de inflación de septiembre para convocar a una urgente reapertura de paritarias.

//Mirá también: Municipales presionan con un pedido de aumento que supere la inflación

“Tal como se había manifestado desde el consejo directivo, en una paritaria condicionada por la pandemia en el 2020, el salario perdió un 16% frente a los índices inflacionarios y finalizado el año los municipios y comunas se ahorraron 10.000 millones de pesos en política salarial al no continuar la aplicación de la cláusula gatillo”, indicaron desde Festram.

En un comunicado, aclararon que “el gobierno provincial acaba de anunciar el proyecto del Presupuesto 2022 y allí dispone de transferencias corrientes por $194.293 millones de pesos, de lo que además girará el 41,8% sólo con destino para la coparticipación de municipios y comunas en el próximo año”.

“Esto implica un incremento sobre la distribución total proyectada para el 2021 de más de un 40% (la que contiene un 60% de recursos nacionales) y a este dato hay que compararlo con la situación actual de las finanzas municipales, ya que en agosto la coparticipación total a municipios y comunas superó en un 34% la masa salarial total de los trabajadores”, añadieron.

“Esta situación holgada permitió el adelantamiento de la última cuota del incremento salarial del 35% en agosto y así mejoró el salario interanual y permitió que en el período agosto 2020/Agosto 2021 los sueldos se hayan incrementado en un 62%”, manifestaron los municipales.

//Mirá también: Gobierno de Santa Fe adelantó a empleados público parte del aumento pactado para septiembre

“Ese acuerdo comienza levemente a cumplir con el objetivo de que los salarios deben transitar por encima de la inflación. En el mismo período, la inflación acumulada fue del 53,2%, por lo que los salarios recuperaron apenas la mitad de lo perdido en el 2020″, agrega el comunicado.

En cuanto al índice de septiembre, “será clave para definir los porcentajes de incremento que se pretendan pactar en paritarias y habrá que exigir que el salario promedio (hoy ubicado en $74.483 en relación a los $68.349 de la Canasta Básica Total) se incremente en su poder adquisitivo real, teniendo en cuenta que para los trabajadores y trabajadoras, el costo de la Canasta Básica constituye la principal erogación”.